¿Qué es el ángulo de apertura de los focos LED?

Los beneficios de los focos LED son muchos y muy variados, por lo que no se debe olvidar destacar los ángulos de apertura, ya que esto determina en gran medida su funcionalidad.

Por ejemplo, las lámparas de ángulo cerrado (de 15 a 38°) son apropiadas para iluminar zonas muy puntuales y se encargarán de iluminar una zona muy concreta, es decir, concentran su intensidad luminosa en esa zona. Por el contrario las lámparas con ángulos de apertura más abierto (de 60 a 120°) pretenden iluminar superficies amplias y reducir las zonas sombrías.

Si se eligen lámparas LED de ángulos cerrados y la distancia entre la lámpara y la zona a iluminar es muy pequeña se produce lo que llamamos “efecto linterna”, en donde se da la sensación de que el luminario es precisamente una linterna. El efecto produce una circunferencia de luz muy bien definida. Esto es lo que comúnmente llamamos una lámpara convencional.

Normalmente los LED tienen un ángulo de apertura de 100 a 120° y con ópticas o lentes se les reduce el ángulo de apertura. Los LED de 120° permiten reducir al máximo la sombra de la habitación o el local que iluminan porque la intensidad de la luz es muy homogénea en todos los puntos.

Otro dato que influye a la hora de elegir el ángulo de apertura de una lámpara LED es la distancia de la lámpara a la zona a iluminar. Si los techos son muy elevados es mejor elegir ángulos cerrados próximos a 60° ya que con la altura, si utilizamos ángulos de apertura amplios, conseguimos repartir mucho la luz pero se reduce mucho la intensidad de la misma en la parte más alejada.

Existe una gran diferencia en otras lámparas, como la halógena, que concentra la luz en un punto y la difumina degradándose progresivamente hacia el exterior, al contrario del LED que ilumina de manera focal.

Fuente: https://tecnolite.lat/blog/especialistas/que-es-el-angulo-de-apertura-de-los-focos-led/

 

 


Abrir chat
Powered by